Alimentación y VIH

Podemos ser sanos siendo portadores de VIH. ¡Logrémoslo!

La alimentación y adherencia al tratamiento antirretroviral son claves para ser sano siendo portador de VIH. Tips en BoysMx mayo.

En esta ocasión hablaremos de la alimentación. Una buena nutrición nos ayuda a conservar la salud y protege al organismo de las infecciones. Logramos un sistema inmune fuerte y eso ayuda a retardar el avance del VIH y a reducir la enfermedad.

Una nutrición sana significa consumir el tipo justo de alimentos y en las cantidades adecuadas para conservar la salud, mantenerse en forma y pasarla bien. ¿Cómo lograrlo?

Consume alimentos básicos en cada comida.

Estos alimentos son relativamente baratos y proporcionan no sólo energía y proteínas, sino también pequeñas cantidades de vitaminas y minerales. Los alimentos básicos comprenden cereales (como arroz, maíz, sorgo, trigo y cebada), raíces amiláceas (como papas, batatas, mandioca y ñame) y frutas amiláceas (como plátanos).

Consume legumbres de ser posible cada día.

Estos alimentos comprenden frijoles, lentejas, cacahuates (incluida la manteca de cacahuate) y soya. Cuando las legumbres se consumen junto con los productos básicos, aumenta la calidad de la proteína.

Consume con regularidad productos cárnicos y lácteos.

Los alimentos provenientes de animales y pescado deben consumirse con la mayor frecuencia que uno pueda permitirse consumirlos. Proporcionan proteínas de buena calidad, vitaminas, minerales y energía adicional. Comprenden todos los tipos de carne, aves (y aves de corral), pescado, huevos y productos lácteos como leche, suero de mantequilla, suero de leche, yogur y queso.

Come hortalizas y fruta diario.

Estos alimentos son importantes para que una persona pueda crecer adecuadamente y combatir las infecciones. A continuación se da una lista de hortalizas y frutas recomendadas. Hortalizas y frutas de color amarillo, otras hortalizas y frutas naranja, rojo o verde oscuro. Hortalizas de hoja verde (espinacas, tomates, coles, naranjas, mandarinas, calabazas, hojas de mandioca), toronjas, limones, guayabas, mangos, pimientos verdes, calabacines, granadillas, piñas, moras y frutos, así como zanahorias, melocotones vellosos, albaricoques, papaya y mangos. Ya que son buenas fuentes de vitamina A y fuentes ricas de vitamina C; ayudan a combatir las infecciones.

Utiliza grasas y aceites, son necesarios, no olvides los alimentos azucarados.

Las grasas, aceites y azúcares son buenas fuentes de energía y son importantes para mantener el peso corporal o recuperar el que se ha perdido. Añaden aroma a los alimentos, estimulando así el apetito. Las grasas y aceites comprenden la mantequilla, el tocino, la margarina, el aceite de cocinar (aceite vegetal, aceite de coco y aceite de palma), la nata, la mayonesa y la crema de coco. También se encuentran en los aguacates, semillas oleaginosas (girasol, cacahuate y sésamo), carne grasa y pescado, cuajada y queso. Los azúcares y alimentos azucarados comprenden la miel, mermeladas, el azúcar de mesa, las tortas y las galletas.

Bebe abundante agua, mucha!

Beba unos ocho vasos de agua diarios e incluso más si tienes diarrea, o sufres vómitos o fiebre. Puedes también beber zumos de frutas, sopas y otras bebidas. Evita el tomar té o café con la comida, pues reducen el hierro que obtiene el organismo de los alimentos consumidos.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *