Delicioso ser pasivo libre de hemorroides. Detecta y cura a tiempo.

Por Dr. Jesús Díaz. Especialista en salud de hombres gay.

Vía BoysMx hablaremos de hemorroides, su cura, prevención y de cómo no es exclusivo de hombres gay pasivos. Una vida sexual sana y plena es lo que buscamos.

A nadie le gusta hablar de hemorroides pero… aproximadamente un 20% de la población, que es muy alto, padece o ha padecido de manera crónica o en alguna ocasión de hemorroides, un tema que nunca se comenta en familia, hay que gente que prefiere sufrir en silencio que atenderlo. A muchas personas que no son de la comunidad les da pena revisar su problema con un médico pues piensa se les relacionará con que están teniendo actividad sexual por el ano y es que no hay ninguna relación con ello, al contrario, el hecho de tener hemorroides puede no tener nada que ver con la actividad sexual.

Hay dos tipos de hemorroides… las EXTERNAS, que dan muchos síntomas como dolor, comezón, molestia al evacuar, te hacen sentir que algo está estorbando o de plano te bañas y sientes una bolita, a veces da mucho dolor y se inflama; hay otras que son las INTERNAS, éstas no duelen, no se sienten, simplemente empiezas a sangrar al evacuar, cuando estás estreñido, con diarrea o también después de tener relaciones siendo tu pasivo. Todos estos síntomas se pueden juntar cuando las hemorroides son mixtas, esas que se forman adentro y afuera del recto/ano.

Están muy presentes en la comunidad de hombres gay porque parte de nuestra comunidad tiene relaciones a través del ano, entonces, aunque la frecuencia es la misma que en la población general, llegas a preocuparte más porque es parte de tu vida intima y disfrute sexual. Es la comunidad de hombres gay la que se anima a resolver el problema pero la frecuencia es la misma, estoy seguro que un paciente gay que acude a atenderse, algún hermano o su papá pueden padecer hemorroides aunque no se atrevan a revelarlo y sanarlo.

Ambos tipos de hemorroides son incomodas para la penetración; si son externas y quieren penetrarte, eso puede limitar un poco tu vida sexual; cuando las hemorroides son internas y no dan molestia llega a ser muy desagradable pues además de ser doloroso, la penetración provoca sangrado, lo que puede generar susto y un muy mal momento, deteniendo tu vida sexual como pasivo por completo, en cambio si lo resuelves puedes seguir disfrutando tranquilamente el estar con hombres sin nada que temer.

Cuando tienes grados iniciales, todo se puede manejar tranquilamente con dieta, con ejercicio y con medicamentos; cuando ya están avanzadas y se han complicado se necesita operarlas; lo mejor es hacer una revisión cuando están empezando las molestias y ahorrarte una cirugía; también puede suceder que después de siete años te atiendes lo que creías eran hemorroides y resulta que lo que tienes es un cáncer. Lo primero es detectar y no confundir, hacerlo a tiempo ante esas primeras molestias.

DR. JESÚS DÍAZ. CITAS. 55 5433-9555.

MI CONSEJO COMO DOCTOR ES: que te revises, tengas o no síntomas y que acudas con un médico frecuentemente para que revise la zona anal y sepas si estás perfectamente sano o si es momento de empezar a tener cuidados, tratamiento o prevención de problemas que a futuro sean más difíciles de resolver. Atte. Dr. Jesús Díaz. Colaborador en Revista BoysMx.

DR. JESÚS DÍAZ. CITAS. 55 5433-9555. Nuevo León 144. Col. Condesa. CDMX. Especialista en salud de hombres gay.