superperra-boysmx

Superperra celebra 30 años de Las Hermanas Vampiro.

Hace más de dos décadas Oswaldo Calderón le dio vida a “La Superperra”, entonces los Drag Queen eran un concepto raro pero Las Hermanas Vampiro tenían la clave para hacerlo brillar en México. Hoy, en 2017, el panorama de las Dragas es otro, era necesario convocar en BoysMx a Superperra.

Por Francisco Fortis.
Foto Noel Cruz.

El tema drag está causando furor, pero… tú fuiste de las pioneras. Cómo observas el fenómeno en México en 2017?

Me gusta que haya una explosión de dragas. Me gustaría que la exposición estuviera acompañada de contenido. Hoy más que nunca se necesitan expresiones artísticas pero que también sea un pretexto para ser críticos. Estamos construyendo una drag nacional de buena calidad.

¿Cómo defines a las Dragas de los noventas y a las nuevo milenio?

Creo que las dragas vintage andaban descarriadas. Éramos un clan que hoy hemos madurado y tenemos propuestas interesantes. Las dragas de hoy, muchas, van desbocadas, les hace falta orientación, leer, comprometerse con el quehacer de la ciudad. Ser drag es mucho más que maquillarse. Poco a poco perfilarán sus dragones, los entrenarán y volarán lejos.

 

Muchos nombres en las filas de “Las Vampiro”, ya olvidaste algunos… pero de quiénes tienes más recuerdos?

Recuerdos de todos. Hasta ahora han pasado por “Las Hermanas Vampiro” más de veintidós artistas y muchos otros como parte de los montajes. Creo que Las Hermanas Vampiro somos una escuela de arte y también una plataforma, aparte de los tacones, para abrir espacios alternativos. Desde cine, radio, tv, revistas, cabaret… Hay tantos recuerdos que en veintidós años son nostálgicos.

superperra-boysmx

Superperra en Revista BoysMx.

 

Regresan Las Vampiro, en domingo y en Dance Floor…

Las Hermanas Vampiro volvemos a nuestra casa Dance Floor, antes Las Victoria. Festejaremos las carreras artísticas de cada Vampiro: Jorge Arriaga (Lore), Daniel Vives (La Supermana) y yo, Oswaldo Calderón (Superperra). Y también develaremos placa de 4 mil representaciones. Un domingo diferente y una celebración en todo lo alto.

 

Sigues con fuerza en el show, la gente te quiere y vas a dar mucho más. ¿Hay Superperra para rato?

Hace muchos años me preguntaba a mí mismo hasta dónde llegaría con el sueño. Si habría un final y dedicarme a otra cosa. Hoy ya me alcanzó el tiempo y sigo soñando. Tengo un público fiel pero sobretodo tengo la enorme responsabilidad de actualizarme para ofrecer espectáculos dignos. Ahora divierto a dos generaciones. Tal vez siga en esto por mucho tiempo. El arte es adictivo, como las drogas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *